¿Por qué apostar por una Escuela Inclusiva?

La educación es un derecho fundamental. De hecho, así está recogido en artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “Toda persona tiene derecho a educación”.

Por tanto, es deber de las autoridades proporcionar una educación de calidad, gratuita y universal a todo tipo de alumnos y alumnas. Y, para ello, el mejor medio es la escuela inclusiva. Pero, ¿tienes clara cuál es su definición?

Podemos decir que una escuela inclusiva es aquella en la que todo tipo de estudiantado es admitido y aceptado. Sin importar ningún otro factor. Todo el alumnado tiene los mismos derechos y, por ende, las mismas oportunidades para estudiar.

En efecto: una escuela inclusiva es aquella que cree firmemente en la inclusión educativa y que, por tanto, cumple con esos derechos humanos ya mencionados. Pero, ¿sabes en qué consiste la educación inclusiva?

Inclusión educativa: definición

De acuerdo con la UNESCO, la inclusión educativa es “el proceso de identificar y responder a la diversidad de las necesidades de todos los estudiantes a través de la mayor participación en el aprendizaje, las culturas y las comunidades, y reduciendo la exclusión en la educación”.

Asimismo, esta organización especializada en educación, cultura y ciencia advierte también que la inclusión en la educación “involucra cambios y modificaciones en contenidos, aproximaciones, estructuras y estrategias…”.

En otras palabras: la inclusión en la educación aboga por la igualdad de oportunidades educativas a todo tipo de alumnado. Sin importar, por supuesto, su género, raza o discapacidad; entre otras muchas razones.

Si estás buscando una formación de postgrado con la que convertirte en un experto en escuela inclusiva; desde Euroinnova tienen una amplia oferta formativa en máster de educación online. Por ejemplo, si clicas el siguiente enlace: https://www.euroinnova.edu.es/master-educacion-escuela-inclusiva-atencion-diversidad, ¡podrás obtener tu especialización en inclusión en el aula!

Y si te interesa otros ámbitos educativos, este máster profesor de español para extranjeros es también una genial opción para tus estudios.

Beneficios de la Escuela Inclusiva

No existen ventajas en una educación segregada.  Un modelo educativo que olvida a parte del alumnado por presentar necesidades educativas especiales o que impide el acceso a los estudios por su género, entre otras causas. De hecho, en el mundo hay más de 260 millones de menores de edad (niños y adolescentes) que no les dejan estudiar. Y, para más inri, más de la mitad pertenecen al género femenino.

De hecho, se calcula que una décima parte de las niñas en el mundo está sin escolarizar. Se encuentra en una situación que vulnera clarísimamente uno de los derechos fundamentales básicos: una educación.

Por eso, apostar por una escuela aperturista a todo tipo de alumnado es imprescindible. Porque solo trae beneficios, además:

  • Se respeta y valora a cada alumno y alumna por igual, brindando las mismas oportunidades educativas.
  • Las capacidades individuales y colectivas son potenciadas al máximo, buscando el desarrollo de todos los alumnos.
  • Se minimizan (o eliminan) las distintas barreras del aprendizaje, proporcionando recursos útiles para todo tipo de alumnado.
  • Se tiene presente la diversidad; no vista como un problema, sino al contrario: como toda una buena simbiosis. Una riqueza para todos.
  • La inclusión educativa no solo es vista en el aula, sino también en la comunidad educativa (familias).
  • Se fomentan valores como la empatía, el respeto o la cooperación.
  • Se promueven ambientes de aprendizaje, en los que todos los alumnos participan.
  • Se tienen en cuenta las necesidades de cada alumno.

Como ves, apostar por una escuela inclusiva es sinónimo de progreso, respeto e igualdad. Porque todos los alumnos y alumnas deben ser tratados por igual. Y la escuela debe generar ese ambiente enriquecedor y abierto a todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.